Ofrecemos los mejores endulzantes artificiales para todo tipo de alimentos.

Los endulzantes artificiales, o sustitutos de azucar, ofrecen grandes ventajas para tu cuerpo sobre las azucares de mesa convencionales como el mantenimiento de peso, disminución del mismo, reducción del riesgo de padecer obesidad, tratamiento de diabetes y reducción de caries dentales entre otras, pero su consumo excesivo también puede presentar problemas como la azucar natural.

Los endulzantes artificiales sustitutos de azucar pueden ser usados en la cocina para hacer pasteles, pastas, bebidas, postres, chicles, hornear en general, etc. Los endulzantes artificiales, o sustitutos de azucar, son aprobados para consumir para toda la familia y para personas con problemas de peso, diabetes, y otras enfermedades.

Los endulzantes artificiales que usamos para sustituir el azucar son el endulzante artificial sódico o cálcica que es 300 veces más dulce que el azucar natural; aspartame que es unas 200 veces más dulce que el azucar, potasio acesulfame 200 veces más dulce y la sucralosa que es 600 veces más dulce que el azucar.

Entre los límites de seguridad de consumo de endulzantes artificiales sustitutos de azucar están recomendados desde los 500 mg al día para niños del endulzante sacarina hasta los 9 mg al día para endulzantes como el aspartame.



Como funcionan los endulzantes artificiales:

Los endulzantes artificiales saben como el azucar pero están hechos de tal forma que sus componentes no pueden ser digeridos por el cuerpo lo que provoca que sean deshechados por nuestro organismo. Los endulzantes artificiales pueden usarse en lugar del azucar común para todos los productos comestibles como jarabes, bebidas, productos horneados, lácteos, condimentos, etc. Los endulzantes artificiales son sustitutos de azucar y tienen los mismos usos que la azucar de mesa pero sin las calorías.


Endulzantes artificiales
Productos hechos con endulzantes artificiales con sustitutos de azucar
Endulzantes artificiales sustitutos de azucar en cubos
Crédito para endulzantes artificiales sustitutos de azucar